Los días buenos existen! Cursa de Sant Antoni 10k

Tras la sucesión de catastróficas desdichas del domingo pasado en Sitges, más de la mitad de la semana atacada por el virus estomacal malo malote y por tanto, con un entreno justito, la carrera de hoy, de 10km, se presentaba ‘vete a saber que va a pasar aquí’, aunque lo cierto es que,  el genial entreno  in the rain de la BC ayer en la playa, me dio bastante confianza para hoy. Mil gracias Jesus :)

Para darle un poco de emoción al asunto, anoche decidí  jugar a MacGyver con los palos que encontré por casa para rescatar la plantilla de mi zapatilla que salió volando al patio interior. Ahí, poniendo los nervios de acero a prueba.

Por no hablar de las previsiones del tiempo, de lo más alentadoras, lluvia, frío… lo que viene a ser  rayos y centellas. De las de aquí. Ni caso. Si en Euskadi el hombre del tiempo dice que va a llover, no lloverá, jarreará. Si lo dice el de Cataluña… ves sacando la sombrilla. Todavía no he superado el presunto diluvio universal que nos iba a caer en la Media del Mediterrani  a finales de octubre y en su lugar volví a casa con una bonita marca solar  en el hombro que a día de hoy, aun conservo.

Pues efectivamente no, no ha llovido, para mi temperatura ideal (como buena Stark de Invernalia que soy) y el capullete de Lorenzo no ha tenido a bien presentarse…ha sacado un poco la patita, pero nada, nada…

Hemos quedado todos los bolsian@s a las 8.45 de la mañana para calentar juntos y tras dar unas vueltecillas, nos hemos deseado suerte y cada oveja con su cajón, pero al haber tan poquitos, he estado muy bien acompañada hasta cruzar el arco de salida. Me reitero, estoy en fase de descubrimiento de vivir la emoción previa a la salida acompañada, me encanta. He ido más o menos hasta el km1 con Mait, una amiga del trabajo, pero cuando he visto que iba a 5.40 me he dicho: ‘pero donde vas loca’ y me he frenado un poco, si no, ahora no lo cuento :P

Hoy era la primera vez  que corría una carrera de 10 Km sin rodillera ( contenta porque la rodilla ya aguanta bien esta distancia)  y sin música. Si, me gusta el riesgo jaja. La verdad es que últimamente, al entrenar en grupo, me estoy acostumbrando a correr sin el brazalete, y hasta me empieza a molestar cuando voy sola.  Tiene cosas positivas:  me siento más ‘libre’, me concentro más en la carrera y pienso más ( para lo bueno y para lo malo, menudo dialogazo me he pegado hoy conmigo misma), pero al mismo tiempo, negativas: que te toque una tía detrás  en la Gran Vía que respira como si tuviera orgasmos, uno detrás de otro!, otros que parece que están fibrilando, madre mía como respira la gente! Pero sobre todo cuando más he echado de menos la música, ha sido subiendo por el Paralelo. Esa subida sin el ‘romper un silencio así no tiene perdón’ no, no se encara igual.

El recorrido exactamente el mismo del año pasado, a través de los lugares más emblemáticos del  barrio de Sant Antoni. Me gusta mucho esta carrera, aunque son 1okm no se hace nada pesada, el recorrido es bastante agradable y el barrio se vuelca en ella. Al ser la carrera parte de los actos de las fiestas del barrio, el ambiente popular se respira en cada esquina, aunque es justo decir que de todas las carreras que he corrido aquí, los tramos que discurren por este barrio siempre son los más animados. Sin duda es mi 10k favorita de Barcelona, con un número de participantes suficiente para no estar masificada ni tampoco ir sólo desde la salida. Organizada con cariño, sólo hay que ver la Feria del Corredor. Llena de voluntarios del barrio, como en casa. La camiseta como la del año pasado pero en azul, muy chula.

la foto (20)

El único aspecto negativo, en mi opinión, que el recorrido, al ser prácticamente entero por calles con chaflanes, favorece la peor práctica de la chusma corredora:  los recortadores. Esos seres tramposos ( aunque algún novato despistado habrá seguro y sólo sigue a los de delante) que sólo se engañan a si mismos reduciendo unos metros para conseguir mejor marca a costa de  perjudicar a los que vamos por la calzada, ya que se cruzan y se incorporan sin ningún tipo de pudor, provocando tropezones, cambios de ritmo bruscos e incluso caídas. Estos y los viandantes que se cruzan en medio de la carrera como si estuvieran en una realidad paralela. Te miran sonriendo y parece que piensan: si estás muy lejos aún, me da tiempo me da tiempo, y tu, bueno no se vosotros pero yo si,  me pongo a echar fuego por la boca como el hijo pequeño de los Invencibles. Hoy he visto como una de estos se chocaba con una chica que iba delante y tan ancha se ha quedado la tía. Los ‘mejores’ son los que cruzan con perros con 4m de correa o con maletas. Nos quieren convertir en obstaculistas, está claro.  En fin, lo dejo aquí que para hablar de estos, entre unos y otros, daría  para un post entero.

La verdad es que estoy muy contenta con el resultado, he mejorado 4 minutos mi mejor marca de 10k, hace justamente un año en ese mismo circuito. No voy a decir que la he disfrutado, que he ido sobrada ni nada de eso, ya me gustaría. He sufrido bastante, tenía molestias en el abductor derecho y la nariz taponada, y he tenido que caminar en algunos tramos porque no me entraba ni gota de aire por la nariz a pesar de llevar el chisme ‘abrevíasrespiratorias’. Y aún así, he hecho mejor marca que la que tenía sugerida por el mister. Y esto ha sido posible en gran medida gracias a Jose Castilla.

Estoy muy contenta porque todavía tengo mucho por mejorar. Estoy muy contenta por mis compañeros, que además de ser una gente encantadora son unos cracks de corredores. Pero sobre todo son eso, muy buenos compañeros. Jordi, David, Sandra y Carlos, a pesar de estar lesionados, han estado ahí dándolo todo por nosotros, animando, haciendo fotazas, gritándo, haciendo de guardarropa móvil… y cuando vas hecha puré y ves las caras conocidas, te vienes arriba y tiras. Isaac B. tras finalizar su carrera y seguir corriendo para entrenar, nos ha ayudado a Pilar primero, y a mí después a esprintar a tope a grito de: aprieta, aprieta, aprieta! Muchas gracias a todos, de verdad.

Genial llegar con el corazón en la boca, literal, y reencontralos junto a más caras conocidas y queridas:  David, Romana (forza guapa), Raquel… Y lo bien que sienta el flectobir de después compartiendo las experiencias y las crónicas personales.

Hoy ha sido un día muy bueno. Mi primer aniversario 10k no podía haber terminado mejor. Las cosas buenas cuando se comparten, son el doble de buenas. Y hoy he tenido mucha gente alrededor para compartir, no sólo con los compañeros de la BC, sino con toda la gente que me he cruzado en la carrera, compañeros del trabajo, amigos…Mar y Sergio, como me gusta ver vuestros caretos cuando estoy casi llegando ;)

Parezco la Pantoja con los agradecimientos, pero es así, así lo siento y así lo escribo.

Se me enamora el alma, se me enamora… :P

Anuncios

6 comentarios en “Los días buenos existen! Cursa de Sant Antoni 10k

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s