Corriendo en Maracaná

Después de algunos meses sin sellar el pasaporte, empezamos la temporada pantojil con nuevo país: Brasil. Sólo poner un pie en la ciudad de Rio de Janeiro, en concreto en Copacabana, comprobé que no había sido en vano arrastrar el maletón con todo el equipo corredor dentro: kilómetros de playa hacia arriba y hacia abajo con carril bici llena de corredores, a todas horas. Y en ese momento mi mente enfermiza empieza a pensar en variaciones de circuito, distancias e incluso futuras tiradas largas. En cualquier caso, de las rutas por donde salir a kilometrar, os hablaré en otro post que está en el horno.

Como ya viene siendo costumbre, cuando tengo que permanecer un fin de semana en el país, lo primero que hago una vez confirmado el viaje es buscar carreras. Y en Rio de Janeiro, al igual que en México DF… y en Barcelona, cada fin de semana, hay más de una.

La elegida fue la ‘Corrida das  torcidas’, cachondeos a parte, viene a significar  Carrera de las Aficiones. El sistema de inscripción es de lo más curioso. Realizas la inscripción online, pero dispones de un plazo de 48h para formalizar el pago. Las inscripciones se agotaron antes de finalizar el plazo, pero en la web no indicaban que se habían agotado. Te registras pero no puedes continuar porque no puedes seleccionar ‘la talla de la camiseta’. Al principio no entendía que ocurría pero una compañera carioca me explicó que si pasados las 48h la gente no hacía el pago, se iban liberando plazas. Así que ya os podéis imaginar 3 días dándole al F5. De los tres que la queríamos correr, el primero, Albert, consiguió una inscripción a la primera, dignamente. Arturo lo consiguió a base de F5 y yo, a dos días del cierre de inscripciones, seguía sin pillar. Finalmente al llegar a Brasil y coincidiendo con el cierre de inscripciones, se abrieron todas las que no habían pagado, así que pude terminar la inscripción. Prometo que no volveré a rajar de las inscripciones de algunas carreras locales y nacionales.

El sábado por la mañana fuimos a buscar los dorsales, el lugar de entrega era una planta de un edificio. Había guardias de seguridad indicando el camino entre el laberinto de pasillos hasta encontrar el lugar. Ríete de la salida laberíntica de Bombers de este año. La recogida fue muy ágil y había muchísimos voluntarios super amables.


IMG_1980

La abueleta que me dio el dorsal marcando con regla. Brutal. Los que habéis estado detrás de una mesa repartiendo dorsales entenderéis la complejidad del asunto.

IMG_1979

Bolsa de tela, camiseta de lo que ya denomino ‘ anticalores’, visera y cinturón para llevar el bidonet.  El precio de la inscripción pasada la fecha de cambio de precio era de unos 20 euros. Barata no es, pero teniendo en cuenta la inflación del país y lo carísimo que es absolutamente to-do, lo bien organizada que estaba, tres avituallamientos y medalla en la llegada, me parece de lo más correcto.

IMG_1983

En Brasil, al igual que en el DF, debido tanto a las horas de luz como sobre todo al clima, especialmente a la humedad, empiezan muy pronto; las 7,30 de la mañana es lo normal. Teniendo en cuenta que la carrera comenzaba y terminaba en la zona norte de la ciudad y estábamos en la zona sur, a las 6 de la mañana estábamos rumbo a la salida.

La salida y la llegada son en un mismo punto, el mítico estadio de Maracaná y transcurre  a lo largo de 7, 5 km por las calles el barrio que lleva el mismo nombre.


IMG_2234

IMG_2229

 Aquí estamos, maños :P

IMG_2228

IMG_2242

IMG_2245

La ‘ Carrera de las Aficiones’ es un homenaje a las aficiones de los cuatro equipos de fútbol locales: Flamingo, Fluminense, Botafogo y Vasco de Gama. En las inscripciones debías elegir equipo por el que corrías ( no obligatorio) y se premia a los grupos con mayor número de adeptos. Además se animaba a correr vestido con los colores de tu equipo: camisetas, bufandas, pelucas…de todo.

IMG_2260
IMG_2262
IMG_2255

IMG_2251

Y además de corredores, se podían divisar personajes de todo tipo. Soy muy pero que muy fan de la señora con el gallo-perro, convenientemente ataviado con el uniforme del Fluminense.

IMG_2249

IMG_2246

IMG_2280

La carrera como comentaba discurre por el barrio de Maracaná. Sinceramente, y como dijo mi compañero Albert: es la carrera más fea que he hecho en la vida. Y no le faltaba razón, pero la reflexión es: hemos vivido una experiencia diferente y ‘visitado’ un barrio de la ciudad de Rio que de otra manera no hubiéramos pisado en la vida, así que…

Salí muy despacio por miedo a un contraataque tibial que había dado señales de vida dos días antes entrenando y a pesar del ritmo tortuguil, mi compañeros, supermajetes, me acompañaron durante todo el recorrido y si me quedaba rezagada al caminar en los avituallamientos, me esperaban. No se cómo me lo monto pero últimamente lo de ‘la soledad del corredor de la zaga’ lo tengo abandonado, y no es porque vaya más rápido ;).

La verdad es que al principio sufrí un poco, sobre todo porque a las 7.40 de la mañana estaba sudando como si estuviera en spinning. Y eso que estaba nublado,  la humedad es brutal. A pesar de las molestias y el calor, intenté concentrarme en mirar alrededor y guardar esas imágenes en la retina. Realmente era todo muy feo jajaja, pero bueno, me iba fijando mucho en el entorno pero sobre todo, en la gente. Especialmente en el hecho de que, a pesar de ir bastante despacio, en todo momento formábamos parte del pelotón y adelantábamos mucha gente!. En Rio la gente corre despacio. Y raro. Y de esto saldrá otro post. Pero bueno, a lo que iba, me llamó mucho la atención adelantar gente caminando antes de llegar al km.1. Y resulta que hay gente que hace las carreras caminando, y a nadie le importa. Eso sí, si no hay cajones, aquí lo de la salida organizada por los rápidos delante / los  caminantes detrás, tampoco se lleva. Al final por lo que estoy viendo por los mundos de Dios, es que da igual que seamos altos, bajos, rápidos, lentos, blancos, de color, gordos, flacos,  mexicanos, americanos o brasileños… hay cosas, que son inherentes a la raza humana.

En fin, lo dicho el recorrido feo con avaricia. Recuerdo especialmente algún tramo en el que la carrera iba por un carril bastante estrecho y el tráfico por el contrario, con sus autobuses y sus coches bien pegadicos… mis compañeros optaron por correr por el lado pegado a la acera, pero yo seguí por el centro. No, no es que me guste  l’eau de atascó, es que por alguna razón las calles en general están peraltadas en diagonal, y correr de medio lado no era lo mejor para mis maltrechos tibiales, así que, ajo y agua.

A pesar de pasarlo un poco mal por los colaterales, lo importante es que nos lo pasamos muy bien. Y cual fue mi sorpresa al llegar en un tiempo digamos, dentro de lo normal (para mí) tirando a flojo, cuando veo en las clasificaciones, separadas por sexo, que de 593 llegadas, estoy en el puesto 260!! Dios mío! jamás había quedado en la primera mitad!!  jajaja Sosaku! soy Middle of the pack … en Brasil!!

Lo dicho, dos avituallamientos de agua  en una carrera de 7,5km, así que imaginad el nivel de calorcillo a las 8 de la mañana.  En la llegada agua, refrescos y fruta a tuttiplen. Incluso cuando nos íbamos, al pasar por uno de los avituallamientos que estaban desmontando, los voluntarios nos ofrecieron más vasos de agua.

IMG_2270

Y medalla. Otra característica común con México, medallas a gogó desde un 5k al medio maratón, algo que no acabo de ver claro, desde el punto de vista de aquí, pero si entiendo desde el punto de vista de allí. Hay  de todo, pero en general la gente no sale a competir ni a batir marcas sino a superarse y divertirse. No se cómo explicarlo, pero se respira otro ambiente. El mensaje repetido constantemente por los speakers, tanto en México como en Brasil,  es ‘todos sois campeones’. Pequeñas grandes victorias individuales.

Y una vez finalizada la carrera, y aprovechando que estábamos en el antaño estadio más grande del mundo,  a tres semanas del inicio del mundial, cómo no íbamos a entrar a visitarlo!  El día ha llegado  y va a empezar aquí, en Maracaná;  así que como aportación a ‘ A Copa’  os dejo unas fotos del interior del estadio, qué mejor día que hoy para publicarlas ;)


IMG_2287

IMG_2289

El vestuario con los sitios reservados para cada jugador de la selección.

IMG_2288

El jacuzzi de la selección brasileira

IMG_2296

Saltamos al campo por el túnel de vestuarios.

IMG_2298

 

IMG_2299 IMG_2300

IMG_2301

IMG_2322

La pisada de la leyenda: Pelé

IMG_2325

Desde la zona de prensa en la planta 5

IMG_2332

 La Tribuna, planta 3

IMG_2331

La cubierta. Creo que si llueve sólo se mojan los jugadores ;)

La trilogía de los Bomberos

Tres carreras de Bomberos en tres ciudades distintas en menos de un mes. No es ningún reto especial, simplemente, circunstancias de la vida. Cuando terminas un maratón, la alegría y el subidón, se van diluyendo según pasan los días y piensas: ¿y ahora qué?. Pues este año me dije: cuando termines la marató de Barcelona, hay que seguir como sea, con lo que sea. Y se dio la circunstancia que confluyeron en muy poco espacio de tiempo, tres pruebas que no me quería perder. Así que decidí llamarla la Trilogía de los Bomberos.

Si de la trilogía de La Guerra de las Galaxias se tratara, podríamos denominar los capítulos del siguiente modo, aunque debido a los resultados, le voy a tener que cambiar el orden a los episodios, muy a mi pesar:

  • Una nueva esperanza, 10k Bomberos  Madrid ( 23/03/14)
  • El retorno del Jedi, 10k Bombers de Lleida (30/3/14)
  • El imperio contraataca, 10k Bombers Barcelona (13/04/14)

1/3 BOMBEROS MADRID – UNA NUEVA ESPERANZA ( 23/03/14)

Después de pegarme el gran descanso tras la marató, una semana después me planto en Madrid para correr un 10k sin tener muy claro cómo responderán las piernas. En esta ocasión el objetivo era acompañar a mi amiga Geles en su debut carreril, así que fui un poco ‘a verlas venir’.

La salida desde la Puerta del Sol es lo más surrealista que he visto nunca en un carrera, pero a la vez divertido. Parecía la noche de fin de año e incluso algún gracioso soltó cuando daban la cuenta atrás: ‘cuidado que lo primero son los cuartos’.

IMG_0236

En la Puerta del Sol, como el año que fue…

IMG_0237

…nos van a dar las uvas…

Surrealista porque nunca he visto una salida en modo embudo on, es decir, imaginad, toda la plaza de la puerta del Sol abarrotada, redirigiéndose hacia la estrecha calle Montera, que para más inri, es en subida pronunciada.

IMG_0239

Salida por la calle Montera

Por megafonía insistían a los corredores a que se colocaran hacia la calle de Alcalá para ordenar la salida, pero…demasiado tarde. No obstante, a pesar del caos, la gente super educada y respetuosa, cero empujones y cero malos rollos, al menos por lo que vimos/sentimos nosotras.

IMG_0242

Corredores saliendo pacifica y ordenadamente

Una vez pasado el repechón inicial entre árboles, curiosos y manteros, llegamos a la Gran Vía y la carrera ya se ensancha y se empieza a correr cómodamente. La verdad es que la bajada de Gran Vía hasta Cibeles, pasando por delante del Círculo de Bellas Artes, es una de las imágenes que se me quedan en la retina de esta temporada.

IMG_0245

Gran Vía

IMG_0247

Círculo de Bellas Artes

Llegamos a Cibeles, km1 y le digo a Geles que tenemos que aflojar, hasta el km 5,5 es todo subida y hay que reservar. Y sigo con la mosca detrás de la oreja esperando que ni tibilales, ni soleos ni isquios salgan a saludar. Cogemos el Paseo de Recoletos y sin prisa pero sin pausa, encaramos hacia arriba. Al pasar por la plaza Colón que ven mis ojos! una camiseta BC Team! Isaías animando en medio de su tirada larga dominical, que subidón y por suerte, no se ha caído nadie :P.

IMG_0250

Paseo de Recoletos

Seguimos por Recoletos ya convertido en Castellana, pasamos Nuevos Ministerios y se empieza a ver la subida hacia el Bernabeu. Pasado el estadio madridista alcanzamos el km.5 y con él, el avituallamiento. La verdad es que hace una temperatura ideal para correr (para mí), vamos, rasca, rasca, pero aun así, nos hidratamos y seguimos hasta Cuzco, donde la carrera ya gira y fiesta, todo bajada, a soltar piernas. Empiezo a apretar y me doy cuenta que me siento estupendamente de piernas, no suena nada, al contrario, se van solas. La pobre Geles me pide que eche el freno un par de veces pero la tiro a base de palabras de ánimo. Me lo estoy pasando bomba. Me siento genial, voy acompañando a una amiga y hablando, hace un día genial y la Castellana es mía. Sin darme cuenta ya divisamos el arco de llegada y animo a Geles a pegar el último sprint que ya lo tenemos, y por debajo del tiempo que ella pensaba que haría.

Cruzamos la meta y la verdad es que se me hizo tan corta, que hubiera seguido corriendo un rato más. Estos días en los que te encuentras genial y todo sale bien son simplemente, maravillosos. Una nueva esperanza, tras los meses en la prisión de la lesión, una maratón de cabeza más que de piernas, vuelven las buenas sensaciones y el disfrutar de la zancada.

La carrera está muy bien, no es ejemplo de nada pero si muy correcta, nada que objetar. 12 euros y un chaleco Mizuno de regalo. Si puedo otro año repito. Más info.

Bomberos avistados-> en la salida: unos cuantos. Corriendo: cero. No se si es que salieron delante de todo o no iban vestidos, pero no vi ninguno en ruta, y desde el km 5 nos cruzamos con la cabeza de carrera.

IMG_0265

2/3 BOMBERS LLEIDA – EL RETORNO DEL JEDI ( 30/03/14)

Pues el domingo siguiente, encaramos hacia Lleida, con la intención de repetir la genial experiencia del año pasado, ya que al correrla lesionada, me quedé con las ganas de repetir en plenas condiciones. Aunque… realmente no estaba todavía al 100%, dos semanas tras la marató, casi toda la semana en Madrid por trabajo, no había entrenado prácticamente nada.

El sábado salí de Barcelona y de camino a Barbastro, entré en Lleida para recoger dorsales y darme una vuelta con calma por la Feria del Corredor, ya que el día de la carrera está demasiado concurrida. Cada año se superan, es increíble el despliegue y esfuerzo que se monta en una carrera ‘pequeña’ en la que muchas ‘mayores’ deberían fijarse.

IMG_0374

Feria del Corredor

IMG_0382

Bolsa del Corredor

Esta carrera es especial para mí, es mi ciudad natal y además la hago ‘de expedición’  con mis compañeros del Club Atletismo Barbastro  con los que por circunstancias geográficas, no suelo poder ir a correr los domingos. Este año además, la representación se duplicó respecto al año pasado, así que el ambiente previo a la carrera fue inmejorable.

IMG_0397

Autofoto (de toda la vida)  haciendo el moñas en el cajón de salida

Salgo con la firme intención de no dejarme llevar por la euforia, cabeza, cabeza, como el año pasado, a hacer segunda mitad más rápida que la primera. Pierdo a todo el mundo desde la salida como era de esperar pero sigo a mi ritmo. Al llegar casi al km2 una señora del público me dice: ‘¿ya se ha terminado la carrera?’. WTF! me giro y a unos 400m veo a 3 corredores y la ambulancia. Miro el Garmin: pero si voy a 6’32” WTF! pero rápidamente recuerdo que esta es la carrera de recoger cadáveres y sigo a mi ritmo sin inmutarme. Pasado el km2 oigo una moto que se acerca por detrás y vuelvo a pensar: WTF! El conductor me grita: venga Mon! a tope! Jordi. Uf, menos mal, es una moto de la organización, lo que me faltaba ya si han abierto el tráfico! pero no jeje.

Este año el recorrido ha cambiado y la verdad es que se me hace mucho más ameno, hay mucha más gente en las calles animando a pesar de que hace un día de amenaza diluvio total, no hace calor aunque la humedad se nota,  se corre bien. El circuito es muy rápido y si hay algo que me encanta de esta carrera es que cada punto kilométrico está marcado con un arco hinchable, de modo que los ves desde bastante lejos y se hace más corto. Además, en cada punto también hay un grupo de animación. Cuando llego al km 6 me siento bastante bien y pienso, venga, vamos a apretar ya aunque suponga sufrir más de lo previsto. Eso y el hecho de llevar dos kilómetros con tres tías jugando al pilla pilla. Quiero perderlas de vista y empiezo a planear el hachazo. En el 8 se lo meto. Jamás me había tomado una carrera como una competición contra nadie que no fuera yo misma, pero mira, este día me dio por ahí. Con la calle toda para nosotras, siempre me adelantaban abriéndose a mi altura y cerrándome el paso por delante, y me ‘cabrearon’. Las pasaba en las subidas, me pasaban porque yo seguía al mismo ritmo y ellas en bajada apretaban, así hasta el avituallamiento del km 7,5, donde caminé mientras bebía y pensé: os voy a pillar, tirad, tirad… Y pasado el arco del 8, las pillé, pero allí ya empecé a correr como si no hubiera mañana. Las perdí de vista. Kilómetro 9, ya se ve la meta y se oye la megafonía, paso por el parking y Fernando el presi me grita, gasolina extra. Empiezo a pasar gente y cuando voy a entrar en meta, último km a 5.50. Esprinto y en meta me espera la llegada que no pude tener en la marató de Barcelona. El mejor speaker del mundo mundial me dice justamente eso por megafonía. Grande Alberto Montenegro! Objetivo conseguido: segunda mitad más rápida que la primera, segunda mejor marca en 10k y sin molestias. Felicidad! I’m Back!. The Jedi returns!

IMG_0390

CABS por el mundo :)

Sin duda, se ha convertido en una fija en mi calendario. 13’5 euros Más info

Bomberos avistados-> en la salida, muchísimos. Es la carrera más bomberil de las tres. Instalan camiones, escenarios de evacuación y demás. Realmente se respira bomberos por todas partes. Corriendo: unos cuantos, aunque salieron antes que el resto.

3/3 BOMBERS BARCELONA – EL IMPERIO CONTRATACA ( 13/04/14)

Y dicen que a la tercera va la vencida. Pues va a ser que no. La cursa de Bombers de Barcelona es la mejor organizada, la más animada, la más concurrida, la más rápida, la más cara, la más bla bla bla. La más todo. Y la más borreguil también. Y sin ánimo de faltarle al respeto a nadie, aclararé este punto. Normalmente corro con poca gente alrededor, y siempre puedo correr como y cuanto me da la gana. Excepto, en esta carrera. Nunca me había sentido tan oveja pastoreada por una fuerza descontrolada e invisible derivada de la locura colectiva, e imagino que también en parte,  del ansia de los que salieron atrás de todo, por adelantar cómo y por donde sea. Pero vamos por partes.

Quedada con los compañeros de la Bolsa del Corredor para desearnos MMPS (muchos maquinones lo consiguieron, Dios con ese día, como os admiro chicos) y me voy a buscar a Manu y a Luis del CAB para el mismo cometido.

Ilusa de mi, pensar que salía en el primer cajón de la segunda salida, me iba a permitir correr un rato con cierta tranquilidad.

IMG_0960

Cajón sub 65

Estirando dentro del cajón de repente me doy cuenta que una paloma ha soltado todo lo suyo en mi pantalón. Malo, presagio de marca de M?

Sorpresa negativa 1. A 10 minutos de la salida abren el cajón a los del siguiente y nos mezclamos. Ya estamos bien apretadetes. Anda mira, los bomberos salen entre las dos salidas.

IMG_1031

Nos dirigen al matadero para esperar el pistoletazo de salida, saludo a Alberto, nuevamente locutando y sigo hasta que nos paran delante del grupo de rock que caldea el ambiente de lo lindo.

IMG_0996

Y  empieza el festival. Pinta que va a hacer muucho calor. Lo que no esperaba es que a la altura de Colón (km1) ya estaba sudando la gota gorda. Sorpresa negativa número 2. Madre mía la que me espera. Subo constante el Paralelo manteniendo el ritmo de 6,30 de forma cómoda, bueno, hace calor pero las piernas bien. Voy mirando fijamente al suelo para no tropezar, recibo codazos, patadas, tropezones, gente que recorta, gente que dice’ vamos por el carril bici que se acorta’, ahí, nivel. Los voluntarios braceando a la gente para que se bajen de la acera, pasan del tutifruti. Paso por el km 2.5, bien, volvemos al Paralelo y de repente el isquio empieza a dar por sacs. Me mentalizo de que es pasajero, ni caso. Floridablanca, km4, sigue. Camino en el avituallamiento, cabreada. De muy mala leche. En este momento odio a la gente, estoy asada como un pollo y si aprieto me duele el isquio. A tomar viento, me las piro. Me retiro. Ostras,  la T10 en la moto, caminar hasta la llegada…buf. Va, vamos a tirar al menos hasta Paseo de Gracia. Momento Gollum maratoniano entre el km 4 y 5.

Veo de todo. Alucino. Con la marea de corredores que impide ver un palmo por delante en la Gran Vía, gente cruzando la calle con carritos. Increible. Veo gente irse de cabeza al suelo. Me coge una especie de paranoia de que me voy a ir al suelo yo también y corro, con miedo. Pero cuándo dejará de salir gente rápida corriendo entre las piedras! Cuándo se regularizará esto! Nunca. He llegado a la conclusión de que todos corremos fatal este día. En la primera salida, la gente va apretada, dentro de unos ritmos, más o menos similares. Pero detrás, el hecho de que haya gente muy rápida que tiene que salir del final por llegar tarde o no acreditar marca; que es donde la gente es más inestable con los ritmos,  más novatos etc. hace que se convierta en un auténtico Dragón Khan de ritmos durante toda la carrera.

Pasado el km 5 el dolor se va y empiezo a recuperar el ritmo y voy bastante bien hasta el 7,5, de hecho hasta más rápido que los dos primeros, pero al llegar a paseo Sant Joan, vuelve el rallamiento. De repente, ahora que me encuentro bien y voy a apretar, me tengo que frenar cada dos por tres. Esto es una locura, ritmos mezclados, gente frenando en seco, adelantadores, recortadores. Una paranoia. Girar en los arcos hacia Ronda Sant Pere con la misma sensación de cuando quieres subir caminando las escaleras mecánicas del metro y no puedes porque alguien se paró a la derecha. Impotencia. Vuelve Gollum. Llegando a Vía Laietana empiezo a ver bomberos corriendo, hechos polvos, y la gente animándoles a saco; y los corredores, incluida yo, ofreciéndoles agua. En ese momento, me ‘reconcilio’ con la carrera y digo, ya vale de renegar, voy a disfrutar, aunque sea el último kilómetro. Y saco el móvil del bolsillo y al encarar Vía Laietana, hago la foto que en 2012 no pude hacer. Y pienso muerta de la risa ya: pero cómo narices voy a apretar con este panorama.

IMG_1001

Y a los pocos metros, oigo mi nombre y veo a Laura y a Alex, del ‘clan Alós’, decido acoplarme y bajar con ellos. Me hace una ilusión tremenda ir con gente y charlando. Después de lo de ayer, es la única forma de plantearse esta carrera. Hacerla con amigos y sin mirar el reloj. Pasada la plaza de la Catedral diviso a David,  cámara en mano, signo inequívoco de que la meta is coming. Y es en estos metros finales cuando ya me olvido de todo ‘lo malo’ que ha pasado y nuevamente vuelvo a sonreir al pisar la alfombra. Y por estos metros finales, gracias Laura y gracias Alex, me habéis arreglado la carrera.

Probablemente la peor marca de la historia en un 10k, pero salvando el hecho de que tenía que haber sido el auténtico retorno del Jedi y en lugar de eso, lo fue  de la lesión; pero sobre todo, del demonio del hombro golpeando de nuevo. Así que dejémoslo en que una más a la saca y una nueva experiencia a la mochila. El imperio habrá contraatacado, pero ya sabemos como acaba la historia :)

Creo que esta se cae del calendario el próximo año por razones obvias. 17 Euros. Más info.

Bomberos avistados-> en la salida: un regimiento. En carrera, unos cuantos, y de repente mis males se evaporaron al empatizar con lo que tenían que estar sufriendo los pobres. Ellos son los auténticos cracks de esta carrera.

IMG_0998

Cursa de Bombers de Lleida: más recortadores que en la Maestranza

Ya tenía mono de carrera otra vez, han pasado 3 semanas desde la Marató de Barcelona y ya estaba con las ganas de ponerme de nuevo en un cajón. La semana posterior a la Marató  fue de descanso total y absoluto, la segunda semana tocó volver a empezar, poco a poco y de forma progresiva. Desde el día de la carrera estuve arrastrando unas molestias en el pie izquierdo y en el abductor. Nada que no curase un poco de descanso. Pero como una no se puede estar quietecita, pues digamos que, aunque el pie se curó, el abductor fue a peor, hasta el punto de parar de correr y poner en riesgo la participación en la Cursa de Bombers de Lleida.

IMG_1118

Será porque nací allí, será porque nos apuntamos con las chicas del Club Atletismo Barbastro y ya que normalmente no puedo desplazarme a las carreras con ellos, pues esta era una ocasión ideal, será por los bomberos…no se, pero me hacía mucha ilusión correrla.

El sábado al ir de Barcelona  a Barbastro entré a recoger mi dorsal y los de algunos compañeros del club, menuda Feria del Corredor más bien organizada, a pesar de ir a una de las peores horas para recoger un dorsal (sábado mediodía) cero colas, todo super bien  y preparado para el día siguiente, hasta la salida!

IMG_1108

La camiseta muy chula y algunas cositas en la bolsa del corredor, hacía muchas carreras que no venían ‘regalitos’ ;)

IMG_1117

Así pues, el domingo por la mañana con la incertidumbre casi cierta de correr o correr, nos bajamos a Lleida Pachi, Lucia y yo. En el pabellón nos encontramos con el resto del CAB: las hermanas Pilar y Elena Albar, Rafa, Javi y más barbastrenses… y que alegría encontrarme con Oscar, mi compi de la Bolsa del Corredor que esta vez venia ‘de guardia’ ;)

Tras unos minutos de calentamiento y constatación de que, efectivamente se trataba de una carrera de Bomberos…

IMG_1130

… Lucia y yo nos dirigimos al cajón de salida. Menudo ambientazo. Otra vez estamos aquí. Ya lo echaba de menos! No sabía si aguantaría ni si acabaría, así que esta vez estaba muy tranquila, con intentarlo era suficiente. No esperéis crónica épica que no, creo que ya he cubierto el cupo del año jejeje.

IMG_1131

Salimos, y me pongo a ritmo chino- chano, poco a poco. Me molestaba  un poco el abductor pero era soportable. Había leído que marcaban cada kilómetro con arcos hinchables…y era verdad! Creo que es una de las cosas que más me gustó, se me hizo super corta, además de que como se veían de lejos, venía fenomenal como referencia.

La carrera fue tranquila, por primera vez corrí como debe hacerse, empezando más lenta y terminando más rápida. Buenas sensaciones según iban pasando los kilómetros, las piernas se me iban solas y no paraba de adelantar gente sin forzar. Del abductor ni rastro.

Lo único que no me gustó de la carrera fue el hecho de ir sola en muchos tramos, si tramos, no metrillos, mientras el resto de corredores iban 3 metros más adentro por encima de la acera.

Vi recortes por encima de mis posibilidades. Ya lo dije en un tuit, @runerenfurecido se habría puesto rojo y la cara se le habría salido del marco de la foto. Algo impresionante, es que ni fuerzas de gritar porque al final, estaba sola. Incluso en un momento al principio, en un recorte grupal bestial pasé a quedarme casi de los últimos. Sinceramente no creo que toda esa gente será una #runnerdemierda, creo que seguían a la masa y ya está. No pueden ser tantos. No puede ser la mayoría.  Cuando estás corriendo en bloque como van los rápidos, quizás se note mejor quien lo hace por ‘morro’, pero cuando los grupos son de 10-20 personas mas o menos dispersos y todos se van por allí…es un poco desolador. Hacía todas las curvas por la calzada con la esperanza de que alguno de los que iban alrededor me siguiera por debajo. Nada.

Iba constantemente dudando del recorrido, es más,  durante 100 metros fui por un paseo que no tocaba,  no me di cuenta porque en ese momento pasamos de un trozo peatonal al paseo en bloque, y fue al ir a girar que vi el cono abajo e inmediatamente  me bajé. La gente me miraba como diciendo pero donde va ésta a dar la vuelta! y yo sintiéndome fatal… Que conste que fue en linea recta y me desplacé hacia atrás un poco para hacer el giro completo desde abajo :)

En otro momento le pregunté a un guardia urbano  que por dónde era, en modo irónico para que lo oyeran el grupo de más de 20 que cruzaron  literalmente una rambla en diagonal, mientras yo me iba siguiendo el recorrido en línea recta para girar después. Respuesta del policía con una sonrisa de oreja a oreja: por donde quieras niña!  Mon cierra el pico que lleva pipa. Le miré con cara de flipe y seguí. Así no vamos bien. Pero me da a mi que el género ‘recortador’ es una especie ‘desconocida’ en la terra ferma. Los voluntarios o urbanos de Barcelona increpan o al menos les miran mal. Allí no, allí sonrisas, aplausos y ole campeolón. Campaña Be a Legal Runner  en Lleida ya!

Y así los 10k, increíble  En algún momento antes de llegar al 7, iban un chico y dos chicas más o menos conmigo y cuando llegó la hora de girar, se subieron, y ale, me sacaron en pocos  segundos unos 15-20 m. Así que ya harta de quedarme atrás les grité: los 10k se hacen por la calle, no por la acera! eh! – Cri Cri Cri -. De todas formas de poco les sirvió porque al poco les volví a coger y en el avituallamiento los dejé atrás definitivamente. Ya ves, para qué. Por eso creo que en el último cajón los recortadores son ignorantes o vagos, no van a hacer marca. En fin.

Sin darme cuenta,  llegué a meta muy bien, fresca y sin forzar, y la verdad es que fue un momento muy guay, choque de manos tradicional al gran speaker Alberto Montenegro y nada más cruzar meta, la alegría de ver que  la Bolsa siempre está conmigo!  gran abrazo con Oscar Roche, como en casa, vamos jejeje. Eso sí, eché de menos las chaquetas rojas saltarinas  bolsianas, la cámara del gemelo  y el grito de  ‘vamos Mon’ de David 500m antes de llegar a meta ;P. El año que viene me los traigo a tod@s.

Cada vez estoy más convencida de que a parte de la satisfacción personal por ir sumando retos y superando adversidades, para mi es super importante compartirlos con gente que aprecias, y la verdad es que he tenido la suerte, tanto con la gente del Club Atletismo Barbastro como con los compañeros de la Bolsa del Corredor, de encontrarme personas maravillosas que contribuyen a que las carreras no sean sólo carreras sino sitios donde quiero estar los domingos por la mañana rodeada de gente que me hace feliz haciendo algo que me hace feliz.

Estoy muy destrozada del abductor y casi no puedo andar sin apoyo, fue parar y empezar a doler a fuego, pero me da igual, porque la mañana de la carrera de Bomberos de Lleida fue una mañana estupenda. Así que lesionada, pero feliz.

Más Maratest y menos Mitja Barcelona

Por fin estoy en casa tras una dura semana de trabajo, con viaje intercontinental de por medio, que me ha robado todo el tiempo libre necesario para poder escribir las crónicas de las dos últimas carreras: la Mitja de Barcelona (21,095km) el pasado 17 de febrero  y la Maratest , en Badalona (30km) el pasado domingo 24 de febrero. Dos hitos muy importantes en la preparación de la gran prueba, que en estos momentos el contador marca que quedan  15 días: la Marató de Barcelona.

Son dos carreras que no me han ido bien. Nada bien. A pesar de que en la Mitja bajé 4 minutos mi mejor marca en medio maratón, no tuve la sensación de felicidad total característica del objetivo cumplido. En el caso de la Maratest a nivel marca fue peor, empeoré el registro del año pasado y además, llegué la última. Lo  que aún ahora no me creo, es, cómo pude llegar. Pero bueno, para alguien como yo, la marca precisamente, no es lo más importante. Estoy muy satisfecha por haberlas terminado. Lo que no me ha gustado han sido las sensaciones que he tenido porque me han despertado ciertos miedos de cara al gran día que hasta ahora, gracias a la seguridad que proporciona el  duro entreno, no habían salido a saludar.

Hay cosas que tengo claro que hay  que controlar más sí o sí, la alimentación ( desde hoy se inicia la operación ‘protector de estomago-no mas carreras con dolor’) y el descanso (físico y mental) los días previos. Pero  hay otras que ya sabía y que irremediablemente, no voy a poder controlar. Es muy triste reconocer que al final mi maratón dependerá del día que salga: si no hay sol y una temperatura tirando a baja, quizás pueda mejorar la marca del año pasado. Si hace sol o calor…que sea lo que Dios quiera. Me da mucha rabia, me da rabia infinita no poder hacer algo para que el clima no me afecte tantísimo. Debería pensar que voy a mejorar porque he llevado un entreno infinitamente mejor que el año pasado como ya he comentado en otros posts, pero al final…por pensar eso quizás, he quedado más desilusionada en citas que en realidad, no me han ido tan mal ( que llegué la última, pero el año pasado fui penúltima).

Y esto, es una reflexión, ‘en voz alta’. No una excusa. Las excusas sirven para engañarse a uno mismo o engañar a los demás, y creo que justamente estoy haciendo lo contrario, reconocer mis limitaciones.

No voy a hacer una crónica de lo que fue la Mitja de Barcelona: un cabreo constante. Ni de lo que fue la Maratest: un sufrimiento sin límite ( a día de hoy se ha convertido en mi carrera top de sufrimiento físico y mental y al mismo tiempo en la top de superación de ese sufrimiento, 25kilómetros con la única idea en mente de abandonar y no hacerlo. Y eso cansa, cansa mucho más que la carrera en sí).

Lo que voy a hacer es explicar  cosas que pasan en el ‘último cajón’ y depende de  la Organización, que se lleven mejor…o peor. Y de la honestidad de los demás corredores, también.

Empecemos con las cosas que les pasan a los de atrás cuando la Organización…digamos que le importan más bien poco los corredores y se dedica a saludar con ojos así : €€

Señoras y señores con ustedes: La Mitja de Barcelona.

Se han escrito ‘ríos’ de tuits y posts acerca del precio abusivo de esta carrera. Abusivo porque el precio no compensa ni los servicios ofrecidos ni la bolsa del corredor. La polémica se centró en los días previos y también posteriores en el tema de la ‘camiseta’.  Que si es fea, que si es cutre, que tal  y que Pascual. En mi opinión, la marca  es lo de menos. Hay multitud de carreras en las que las camisetas ni siquiera tienen marca comercial ( de hecho diría que en la mayoría fuera del circuito de ‘multitudinarias’). Que se lo podrían currar un poquito con el diseño, pues sí, pero vamos, que no me parece un tema crítico. Lo que si me parece importante es que, si la camiseta tiene un coste n, además la marca es patrocinadora de la carrera, dado el precio de la inscripción la ecuación en una organización de una carrera, que recordemos cuesta dinero, sería: camiseta low cost + precio alto de la inscripción = mayor margen para ofrecer servicios de calidad. O como mínimo, los mismos servicios a TODOS los que han pagado la inscripción.

Pues no.

Hay que reconocer que las salidas escalonadas es un acierto de cara a evitar aglomeraciones  y posicionar a cada uno en su nivel para no molestar a los demás y salir al ritmo que corresponde. Pero… hay peros:

Entre la primera y la tercera salida hubo 15 minutos de diferencia. El tiempo total para completar la prueba eran 2h 45minutos. De tiempo oficial, desde que se inicia la carrera. Pero claro. Resulta que los que salen en la tercera salida, tienen 15 minutos menos que los de las anteriores. Y justamente es en ese segmento donde más tiempo hace falta para completar el recorrido. Bien. Esto a qué nos lleva, a que el grupo de últimos corredores llegó a meta con el tráfico abierto.

la foto (25)

Qué solución ponemos a este problema? pues en esta carrera, fácil, te inscribes por debajo de 1h30 para salir en al primera  y arreando, así tienes el mismo tiempo que los demás.  Porque no, no validan la marca en la inscripción para asignar los cajones. Y si molestas, pues dos piedras, no? Ahí, fomentando el comportamiento #runnerdemierda.

Luego resulta que los de la tercera salida, que insistimos, han pagado el mismo precio que los de las anteriores, llegan al avituallamiento del km.15, el último antes de meta y el anterior a pasar por la zona del litoral ( al descubierto con sol y viento) y oh, no queda isotónica. Y luego llegan a meta y se han acabado los plátanos.

Este problema no es sólo falta de previsión ¿? y/o  racanería de la organización ( recordemos que la marca de isotónica también forma parte del patrocinio) sino de la proliferación en carreras multitudinarias de #runnersdemierda , piratas que o corren sin dorsal o peor, lo fotocopian, incluso de otras carreras!. El día que le pase algo de verdad a alguno de estos, si que nos vamos a ‘reir’ por hacer el pufo. Corredores piratas, os sentiréis muy realizados por correr sin pagar una carrera como protesta o lo que os de la gana, allá vosotros. Por mi que cada uno haga lo que quiera. Pero recordad que vuestros derechos terminan donde empiezan los de los demás, y en el momento en el que yo me quedo sin avituallamiento porque vosotros  tenéis la cara y la falta de ética y compañerismo  de cogerlo…más vale que no me cruce a ninguno haciéndolo.

De los recortadores es que ya ni voy a hablar, pero  los recortadores de la parte de atrás, que me da a mí que es  más por falta de fuerzas que por hacer marca, deberíais plantearos si merece la pena el sacrificio para engañaos a vosotros mismos de esta manera, porque tú, señora que cruzaste de Rambla del Prim directa a Josep Pla, mirando de reojo la subida y bajada de Diagonal y  me hiciste esquivarte para  seguir recortando por la acera, tú, aunque tengas la medalla colgada con orgullo, tú  NO has finalizado un medio maratón. Allá cada uno y su conciencia.

En resumen, los que van atrás son los que más tiempo necesitan para completar la prueba y más avituallamiento necesitan durante, y sobre todo a la llegada, tras haber corrido durante más de dos horas, son los más perjudicados. Y si la lentitud de muchos corredores es un ‘problema’, pues que validen marcas mínimas y no se llame carrera popular y se llame Campeonato de Atletismo.

Es una pena tener que renunciar a correr el medio maratón de tu ciudad para no sentirte estafado, pero en mi caso, mientras se siga organizando bajo esta filosofía, ya me habéis visto a mi y a mis euros, Mitja Barcelona.

Por contra tenemos la Maratest y su filosofía de organizar una carrera popular, un test para ayudar a los afrontarán el reto de la Maratón de Barcelona con la seguridad que proporciona haber realizado una tirada de 30km como prueba de ritmo, sensaciones e ingesta de geles y avituallamiento. Como el circuito son dos vueltas de 15km, se ofrece la posibilidad de realizar sólo una vuelta con la misma filosofía para dar el salto al medio maratón.

Sólo en la recogida del dorsal ya se respira el ambiente popular. Con los miembros de Corredors.Cat como voluntarios, ya sabes, que esto es otra cosa. El precio de la inscripción es bastante decente para una carrera de 30Km y aunque la bolsa del corredor es a la última,  es decir, camiseta y dorsal, se cubre de sobras con la calidad de servicios que ofrece la prueba. Cuando las cosas se hacen bien, hay cosas de las que ni se habla.

la foto (26)

En la primera vuelta la carrera transcurre de una forma normal. En cuanto llegas a la meta, es cuando empieza el suplicio del lento. La mayoría de la gente que llevabas detrás, se ha quedado en el 15k , así que de repente te ves sola  encarando la segunda vuelta. Hay que tener ganas, muchas ganas para enfrentarte de nuevo a los mismos 15km, esta vez sin gente y con el coche de cierre de carrera detrás de tí.

El año pasado tuve la suerte de iniciar esta parte acompañada por mi amigo Ferran y Oscar, un guardia urbano de Badalona que me acompañó toda la segunda vuelta. El año pasado no iba la última. La chica que iba detrás era la que tenía la ‘presión’ del coche de cierre. Pero este año, esta presión cayó sobre mí. Casualidades de la vida  volví a tener a Oscar ‘escoltándome’. Hay carreras en las que te cierran y ya está, aunque por suerte no es la mayoría, o los voluntarios se van ( …y te pierdes ;), pero en la Maratest no. En la Maratest todos absolutamente todos los voluntarios estaban en el mismo sitio en la segunda vuelta y nadie se movió de su puesto hasta que no pasó la comitiva de cierre, presidida por la que escribe :P.

La verdad es que no tengo más que palabras de agradecimiento para la organización, para la Guardia Urbana de Badalona ( sobre todo a Oscar que se ha tragado los  dos años la segunda vuelta con caladas de moto incluidas  y no sólo despejaba el paso sino que además me animaba), para el coche de cierre, que además de gritarme y animarme, se preocupaban por mi y hasta me ofrecieron geles varias veces. De verdad que para mi esa vuelta fue como una travesía del desierto de principio a fin, pero cuando ves que se vuelcan en apoyarte, la gente te anima ( mención especial a los que te gritan en el km 20: va, que ya lo tienes…pues no, señora, no, que me quedan aun 10km!! jeje), como vas sólo, se ve perfectamente tu dorsal y  todos te llaman por tu nombre, te ‘empujan’ y sigues.

Es bonito cuando se cruzan grupos de ciclistas que te gritan y te animan. No tanto el grupo de ciclistas idiotas que le gritaron a Oscar que me subiera a la moto que así iría más rápido. Iba jodida pero no tanto como para no gritarles a ellos: gilipollas! y seguir corriendo.  Tontos hay en todas partes. Y cuando, al pasar el medio del paseo repleto de gente, oí a un niño pequeño que le decía a su padre: papa, es la última? fue de inicio, como un jarro de agua fría de realidad ( no me había dado cuenta en los últimos 10km jajaja) pero fue un pensamiento de un segundo, porque al  siguiente pensé: si, y? Realmente me daba igual. No es que no me hubiera dado cuenta, es que no pensaba en ello.

 A  menos de dos kilómetros de la llegada casi tengo que abandonar por la fuerza, pero aprendí que control mental sobre el cuerpo, puede ser posible: ahora no, después de lo que has pasado para llegar hasta aquí, ahora no paras.  Y a un kilómetro de meta, tener esperando a compañeros de la Bolsa, que corren contigo y te llevan a meta, es el inicio de la sensación de alegría y la carrera se acaba, pero la dicha no. Y encaras la recta viendo el fin del sufrimiento, por fin, y ves a tus compañeros de la Bolsa del Corredor bajo el arco y de repente, hasta los voluntarios y los speakers te hacen un paseillo…  y entras ‘volando’. Esos últimos metros no los hicieron mis piernas. Me llevasteis vosotros.

Por supuesto no faltó de nada, ni líquido ni sólido, en ninguno de los avituallamientos. Está claro que el volumen de corredores no es comparable con el volumen de corredores de la mitja, donde  no llego la última ni la penúltima, pero no cambio la sensación de buen trato y cuidado de la gente de Maratest por una posición y terminar con un cabreo de aupa. Así que por supuesto, la Maratest 2014, será una cita ineludible.

 Al final, lo que importa … es lo que importa.

Los días buenos existen! Cursa de Sant Antoni 10k

Tras la sucesión de catastróficas desdichas del domingo pasado en Sitges, más de la mitad de la semana atacada por el virus estomacal malo malote y por tanto, con un entreno justito, la carrera de hoy, de 10km, se presentaba ‘vete a saber que va a pasar aquí’, aunque lo cierto es que,  el genial entreno  in the rain de la BC ayer en la playa, me dio bastante confianza para hoy. Mil gracias Jesus :)

Para darle un poco de emoción al asunto, anoche decidí  jugar a MacGyver con los palos que encontré por casa para rescatar la plantilla de mi zapatilla que salió volando al patio interior. Ahí, poniendo los nervios de acero a prueba.

Por no hablar de las previsiones del tiempo, de lo más alentadoras, lluvia, frío… lo que viene a ser  rayos y centellas. De las de aquí. Ni caso. Si en Euskadi el hombre del tiempo dice que va a llover, no lloverá, jarreará. Si lo dice el de Cataluña… ves sacando la sombrilla. Todavía no he superado el presunto diluvio universal que nos iba a caer en la Media del Mediterrani  a finales de octubre y en su lugar volví a casa con una bonita marca solar  en el hombro que a día de hoy, aun conservo.

Pues efectivamente no, no ha llovido, para mi temperatura ideal (como buena Stark de Invernalia que soy) y el capullete de Lorenzo no ha tenido a bien presentarse…ha sacado un poco la patita, pero nada, nada…

Hemos quedado todos los bolsian@s a las 8.45 de la mañana para calentar juntos y tras dar unas vueltecillas, nos hemos deseado suerte y cada oveja con su cajón, pero al haber tan poquitos, he estado muy bien acompañada hasta cruzar el arco de salida. Me reitero, estoy en fase de descubrimiento de vivir la emoción previa a la salida acompañada, me encanta. He ido más o menos hasta el km1 con Mait, una amiga del trabajo, pero cuando he visto que iba a 5.40 me he dicho: ‘pero donde vas loca’ y me he frenado un poco, si no, ahora no lo cuento :P

Hoy era la primera vez  que corría una carrera de 10 Km sin rodillera ( contenta porque la rodilla ya aguanta bien esta distancia)  y sin música. Si, me gusta el riesgo jaja. La verdad es que últimamente, al entrenar en grupo, me estoy acostumbrando a correr sin el brazalete, y hasta me empieza a molestar cuando voy sola.  Tiene cosas positivas:  me siento más ‘libre’, me concentro más en la carrera y pienso más ( para lo bueno y para lo malo, menudo dialogazo me he pegado hoy conmigo misma), pero al mismo tiempo, negativas: que te toque una tía detrás  en la Gran Vía que respira como si tuviera orgasmos, uno detrás de otro!, otros que parece que están fibrilando, madre mía como respira la gente! Pero sobre todo cuando más he echado de menos la música, ha sido subiendo por el Paralelo. Esa subida sin el ‘romper un silencio así no tiene perdón’ no, no se encara igual.

El recorrido exactamente el mismo del año pasado, a través de los lugares más emblemáticos del  barrio de Sant Antoni. Me gusta mucho esta carrera, aunque son 1okm no se hace nada pesada, el recorrido es bastante agradable y el barrio se vuelca en ella. Al ser la carrera parte de los actos de las fiestas del barrio, el ambiente popular se respira en cada esquina, aunque es justo decir que de todas las carreras que he corrido aquí, los tramos que discurren por este barrio siempre son los más animados. Sin duda es mi 10k favorita de Barcelona, con un número de participantes suficiente para no estar masificada ni tampoco ir sólo desde la salida. Organizada con cariño, sólo hay que ver la Feria del Corredor. Llena de voluntarios del barrio, como en casa. La camiseta como la del año pasado pero en azul, muy chula.

la foto (20)

El único aspecto negativo, en mi opinión, que el recorrido, al ser prácticamente entero por calles con chaflanes, favorece la peor práctica de la chusma corredora:  los recortadores. Esos seres tramposos ( aunque algún novato despistado habrá seguro y sólo sigue a los de delante) que sólo se engañan a si mismos reduciendo unos metros para conseguir mejor marca a costa de  perjudicar a los que vamos por la calzada, ya que se cruzan y se incorporan sin ningún tipo de pudor, provocando tropezones, cambios de ritmo bruscos e incluso caídas. Estos y los viandantes que se cruzan en medio de la carrera como si estuvieran en una realidad paralela. Te miran sonriendo y parece que piensan: si estás muy lejos aún, me da tiempo me da tiempo, y tu, bueno no se vosotros pero yo si,  me pongo a echar fuego por la boca como el hijo pequeño de los Invencibles. Hoy he visto como una de estos se chocaba con una chica que iba delante y tan ancha se ha quedado la tía. Los ‘mejores’ son los que cruzan con perros con 4m de correa o con maletas. Nos quieren convertir en obstaculistas, está claro.  En fin, lo dejo aquí que para hablar de estos, entre unos y otros, daría  para un post entero.

La verdad es que estoy muy contenta con el resultado, he mejorado 4 minutos mi mejor marca de 10k, hace justamente un año en ese mismo circuito. No voy a decir que la he disfrutado, que he ido sobrada ni nada de eso, ya me gustaría. He sufrido bastante, tenía molestias en el abductor derecho y la nariz taponada, y he tenido que caminar en algunos tramos porque no me entraba ni gota de aire por la nariz a pesar de llevar el chisme ‘abrevíasrespiratorias’. Y aún así, he hecho mejor marca que la que tenía sugerida por el mister. Y esto ha sido posible en gran medida gracias a Jose Castilla.

Estoy muy contenta porque todavía tengo mucho por mejorar. Estoy muy contenta por mis compañeros, que además de ser una gente encantadora son unos cracks de corredores. Pero sobre todo son eso, muy buenos compañeros. Jordi, David, Sandra y Carlos, a pesar de estar lesionados, han estado ahí dándolo todo por nosotros, animando, haciendo fotazas, gritándo, haciendo de guardarropa móvil… y cuando vas hecha puré y ves las caras conocidas, te vienes arriba y tiras. Isaac B. tras finalizar su carrera y seguir corriendo para entrenar, nos ha ayudado a Pilar primero, y a mí después a esprintar a tope a grito de: aprieta, aprieta, aprieta! Muchas gracias a todos, de verdad.

Genial llegar con el corazón en la boca, literal, y reencontralos junto a más caras conocidas y queridas:  David, Romana (forza guapa), Raquel… Y lo bien que sienta el flectobir de después compartiendo las experiencias y las crónicas personales.

Hoy ha sido un día muy bueno. Mi primer aniversario 10k no podía haber terminado mejor. Las cosas buenas cuando se comparten, son el doble de buenas. Y hoy he tenido mucha gente alrededor para compartir, no sólo con los compañeros de la BC, sino con toda la gente que me he cruzado en la carrera, compañeros del trabajo, amigos…Mar y Sergio, como me gusta ver vuestros caretos cuando estoy casi llegando ;)

Parezco la Pantoja con los agradecimientos, pero es así, así lo siento y así lo escribo.

Se me enamora el alma, se me enamora… :P

Empezar una carrera y acabar como Forrest Gump

Dicen que de los errores se aprende más que de los aciertos. En mi caso puedo corroborar que es cierto. Soy tan cabezota que sólo aprendo a base de ‘evidencias consumadas empíricamente’. De la autodemostración. Si no lo veo, no lo creo. Ahora si, no hace falta ‘explicármelo dos veces’. Voy a compartir mi experiencia por si hay alguien en el mundo tan mentecato como yo, le pueda servir para no cometer los mismos errores. Aunque lo lleva clarinete si también es un ‘empírico’ :P

Me da rabia porque siempre me pasan cosas, por inconsciencia, desconocimiento, falta de preparación, experiencia…no se, pero  al final, tengo la sensación, que de cara a fuera parecen excusas y esto me angustia muchísimo. Y lo mejor de todo es que nadie me ha demostrado tal cosa, al contrario, siempre he encontrado infinitas muestras de apoyo y de cariño, pero no puedo evitarlo.’ Tengo miedo’  a ser considerada una de esas personas que mienten, pero sobre todo, que se mienten a sí mismas, por encima de todo. Porque es algo que aborrezco profundamente. No lo puedo evitar, se que es irracional, pero es así. Manías de una.

Hoy ha sido otra de esas ocasiones en las que me he lanzado al asfalto ‘a lo loco’. Tras una semana complicada para seguir los entrenos, estaba muy satisfecha con los mismos y tenía los ojos, y mucha ilusión, puestos en la Media de Sitges, aunque en realidad no era más que una tirada larga de entreno para el objetivo real  del 2013: terminar y  mejorar la marca en mi segundo  Maratón de Barcelona.

Ayer sentí unas molestias en el estómago durante todo el día, no les di importancia ->Error. Lección nº 1: escucha a tu cuerpo.  A eso de las 20h, platito de pasta de rigor y a dormir a las 23h. Hasta ahí todo normal, hasta las 2h de la mañana, hora en la que empezaron las Fallas en mi estómago. De marcha hasta pasadas las 5h.

Una persona en sus cabales, al sonar el despertador hubiera hecho dos cosas: 1) no ir a correr y quedarse en la cama recuperando o 2) ir a hacer el entreno mas tarde por Barcelona sin necesidad de madrugar tanto y desplazarse a Sitges.

Pero yo por las mañanas no soy persona, no pienso, soy un robot, así que había quedado con mi amigo Ferran en Sants a las 7.50 y ni por un momento se me ha pasado por la cabeza no ir. Eso si, sin desayunar, por si las moscas. Un café y arreando.

Al llegar a Sants, botella de ‘bebida isotónica’ en mano y ale, al tren y para Sitges en modo ‘a verlas venir’. Tras recoger los dorsales, me he encontrado con Isaac, compañero de La Bolsa del Corredor y los 3 hemos estirado y calentado un poquito. Hemos visto a Raul, otro compañero de la BC , a David ‘mi mentor bloggero’  y también a Kike ( por fin coincidimos en una carrera! ;)

Unos minutos antes de la salida, Isaac y yo nos hemos colocado  en el cajón azul (esta vez, no había blanco ;). Siempre mola compartir los nervios previos con alguien, ya que normalmente, ahí ya suelo estar sola. Como podéis observar, lleno hasta la bandera,  de este cajón salían la mayoría de los participantes.

la foto (19)

He ido tranquila controlando el ritmo, aunque no estaba cómoda, no me sentía bien… nada que ver con piernas y respiración que iban bien, era, pues eso, malestar en general. Cuando estaba llegando al km 8, he empezado a pensar que igual no podría mantener el ritmo los 21 km. Así que en una decisión rápida, me he decantado por hacer los 110′ que tocaban hoy,  intentando seguir ese ritmo, sobre terminar la media bajando. Lo  iba a bajar seguro porque si eramos pocos, mi archienemigo  Lorenzo the sun, estaba por ahí también tocándome las narices, así que me he dicho: tira, tira y vas viendo…

Llegando a los 10 y adelantada por los pros, entre ellos el campeón Roger Roca, con el que justamente la semana pasada compartimos un entreno organizado por la Bolsa del Corredor en la playa, me ha dado por gritarle: venga Roger! Ya lo tienes. Iba volando el tío y yo jodida jajaja.

Y jiji jaja… Incidente. La ambulancia, coche escoba y demás, no iban todo el rato detrás como suele ser lo normal, supongo que a causa del recorrido y la estrechez de las calles …el caso es que he llegado a un cruce,  ha salido una ambulancia de no se donde, se ha parado de golpe,  pegadita a la acera para no molestar, casi me como al  tío que ha tenido a bien abrir  la puerta en medio de una carrera sin mirar. No me  he dado de morro de milagro, benditos  reflejos … y allí ha empezado mi caos.

Primero, han abierto unas vallas por medio para que pasaran unos pros…no se por qué, supongo que la segunda vuelta el final sería diferente, no se. La cuestión es que con el follón de los que estaban llegando, casi me voy a la meta jajaja os imagináis?  y suerte que un señor me ha indicado! En ese momento no tenía ni idea de si había gente por detrás, ni por delante, porque el paseo se confundía con viandantes y gente con dorsales que venia caminando, entiendo que porque habían abandonado y la ambulancia en contra dirección. En ese momento y viendo el percal, lo he decidido: a entrenar, tenía  muchos puntos para perderme  ( el recorrido que me esperaba los próximos 5 o 6 km transcurría por urbanizaciones, no había público, sólo vallas y voluntarios, y cuando vas  sólo a  cierta distancia por delante o por detrás, es muy fácil perderte en carreras en las que serpenteas, si no te conoces el recorrido o el voluntario que te indica en ese momento, no está o se ha ido). Mientras bebía, le he escrito un mail a Jose, nuestro entrenador,  diciéndole lo que iba a pasar, necesitaba hablar con alguien en ese momento, tenía  decírselo a alguien. Otra de las desventajas de ser un tortuga y correr sólo. Nadie tira de ti. Eres tú y tu cabeza.

Corriendo hasta el final del paseo, giro, sigo recto, hasta ahí me acordaba pero he llegado a la primera bifurcación, no había nadie allí y he tirado por donde he visto vallas…vallas, que, al poco tiempo me he dado cuenta que eran de ‘obra’, del mismo color, vamos, que no era la carrera.  He seguido unos 300m y al cruzar la siguiente calle he visto que el recorrido iba por allí, había gente y voluntarios, pero no era cuestión de recortar a lo Rajoy!. Así que ya con el destino totalmente decidido, me he puesto a correr el tiempo me quedaba para terminar el entreno. Es que era para verme; la carrera para un lado, y yo para el otro, en paralelo o en contra dirección.

En resumen, entre que,  andaba medio ida ya con  el lío de calles, vallas,  estrés mental de para dónde voy, cómo esquivo la carrera,  el ritmo, cuantos km debo llevar… he acabado con una empanada mental de traca. Ni sabía que ritmo llevaba ni km ni nada, sólo que seguía corriendo.

Si, podéis decirlo. Forrest Gump. Corriendo como Forrest Gump  hasta que el crono ha marcado 1h50.

Contenta por el entreno pero con mal sabor de boca  por las circunstancias (y porque a estas horas sigo incapaz de comer nada sólido y estoy un poco arrugaíta ), pero bueno.

Como decía Scarlett O’Hara: ‘después de todo, mañana será otro día’.